sobre mí

Desde bien pequeña he sido una persona muy creativa, arropada por una familia en la que las sobremesas de verano las pasábamos pintando y en cuyo garaje se hacían grandes obras de teatro. Toda mi vida la he pasado soñando.

Hola, soy Irene y soy narradora
de historias.

Siendo adolescente me regalaron mi primera cámara réflex y a mí, que no había hecho más fotos que las típicas en los viajes, se me abrió un mundo de posibilidades. Durante años no hubo en mi cabeza otra cosa que imágenes, compaginando mi afición a la fotografía con mis estudios de arte, hasta que decidí que sí, que esto era lo mío. Definitivamente me había enamorado de la cámara.

Ahora sigo haciendo lo mismo que hacía entonces con los lápices de colores. No concibo una imagen que sea sólo bonita si no lleva una historia detrás, y precisamente he encontrado en los más pequeños a los mejores protagonistas de éstas. Su espontaneidad e inocencia son el complemento perfecto para una fotografía natural, sencilla y detallista. 

Mi experiencia como mamá de Marco, con el que comparto mi vida junto a mi marido y nuestra perrita Bimba, no ha hecho más que ratificarme el poder de las fotos para jugar a parar el tiempo. Y eso es lo que pretendo con todos mis pequeños clientes. 

Si tú también eres un soñador, has
venido al sitio indicado.
Bienvenido.

reserva tu sesión