María & Vega | Sesión de niños

Lo mejor de mi trabajo es conocer a nuevas familias y niños que quieren compartir algunos de sus momentos más importantes conmigo. Pero lo mejor de lo mejor es repetir y verlos crecer año tras año. Este es el caso de estos dos bombones que nada tienen que ver con la primera vez que las vi. Cada una con su personalidad, tan distintas, pero a la vez tan cómplices.

Su mamá quería una sesión de fotos distinta, especial… Y ahí que me puse a pensar para hacer algo realmente original. Recuerdo la tarde-noche anterior, con las manos llenas de cartón, pintura dorada, pegamento y algodón, muuuucho algodón ;) Pensando si todo este trabajo se vería reflejado en las fotos… Y recuerdo también la satisfacción de después, viendo sus caras de emoción al entrar al estudio. Creo que han quedado unas fotos muy, muy bonitas.

Gracias por dejarme trabajar con la imaginación!

vega&maría_blog

Sé el primero en comentar
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Rellena los campos solicitados *